Parece que con el fin del confinamiento vendrá el fin del teletrabajo, pero muchas empresas deberán seguir así un tiempo y otras preferirán integrarlo como medida de flexibilidad.  ¿Cómo puede el empresario favorecer el Clima Laboral durante el teletrabajo? Aquí os dejo 6 consejos:

1. Pacta unos horarios y respétalos.

Haz saber a tus empleados que no por estar en casa deben estar todo el día conectados a disposición de la empresa.

2. Ofrece horarios compatibles con la organización familiar.

En la medida de lo posible, plantea a tus empleados opciones de turnos de trabajo (mañana, tarde, o incluso alternando), en función de si son familias con niños en edad preescolar o infantil y el otro progenitor también está teletrabajando, o bien el tipo de personas dependientes con las que convivan. Aunque estemos teletrabajando, tenemos el deber de facilitar la conciliación familiar-laboral.

3. Programa las reuniones fuera del horario de comidas y cenas.

Comprender que estas paradas son necesarias, pero sobre todo en el caso de empleados con niños en edad preescolar e infantil, recordando que los niños no comen a las 15h ni cenan a las 22h (o no deberían), y deben continuar con ciertas rutinas para mantener el equilibrio en el hogar.

4. Muestra interés, empatía y escucha sus necesidades.

Cada semana interésate por cómo se ha desarrollado el trabajo y escucha posibles opciones para mejorar la adaptación. Con una buena comunicación e interés por ayudar se reduce la ansiedad y el estrés que ya conlleva esta situación excepcional.

5. Evitar el exceso de videollamadas durante la jornada.

Asegúrate que tanto tus empleados directos, como sus equipos, no tengan una sobrecarga de videollamadas durante la jornada de trabajo. De ser así, no podrán realizar todas las tareas y funciones diarias, lo que generará una jornada laboral más amplia e incidirá directamente en la felicidad laboral y por tanto en la productividad.

6. Modera las videollamadas para que exista orden y respeto.

Tener en cuenta que son sistemas de comunicación diferentes a los que estamos acostumbrados, por lo que puede haber personal que no se sienta tan cómodo comunicándose en este tipo de medio como en modo presencial, por lo que se debe intentar que en las intervenciones cada uno pueda exponer su punto de vista, opinión o trabajo realizado.

Todos estos puntos inciden directamente en el clima laboral de la empresa, que aunque estemos distanciados físicamente sigue siendo de gran importancia para la felicidad laboral de los empleados y como consecuencia en su productividad y efectividad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad